Se triplica el número de empresas vascas que fabrican productos más verdes

Según se desprende de los ecobarómetros Industrial y Social correspondientes a 2011, dedicados a tomar el pulso y analizar la percepción empresarial y social de la realidad ambiental de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV), la ciudadanía vasca comienza a asumir su corresponsabilidad en los problemas ambientales.

Según el Ecobarómetro Industrial, la creación de productos y servicios más “verdes” por parte de las empresas de Euskadi se ha incrementado de forma notable, ya que más del 40% de las empresas vascas dicen haber realizado mejoras ambientales en los productos en los tres últimos años (un 28% más que en estudios anteriores) y un 31% ha enverdecido sus servicios.

Las mejoras ambientales de los procesos productivos (55%), siguen siendo las más relevantes, manteniéndose en niveles similares respecto al pasado. La ecoeficiencia está ganando peso entre la industria del País Vasco. Las empresas dan una importancia del 50% para a los próximos tres años a la ecoeficiencia, o lo que es lo mismo, al ahorro de materias primas y energía en los procesos productivos y, a la innovación en productos más verdes y a los requisitos ambientales de sus clientes.

El Ecobarómetro Industrial 2011 es un análisis sobre las actitudes ambientales de la industria vasca que se realiza cada dos años y que tiene como objetivo prioritario medir la percepción empresarial del medio ambiente como factor de competitividad.

El Ecobarómetro Social 2011, estudio que analiza las percepciones de la ciudadanía respecto al medio ambiente, concluye que el 69% de la población vasca se considera bastante o muy informada. El 85% de la población se muestra muy o bastante preocupada por el medio ambiente y a pesar del contexto socioeconómico, la mitad de la población vasca apuesta por potenciar políticas ambientales, al considerarlas también una oportunidad económica de futuro.

El cambio climático se consolida como la cuestión ambiental que más preocupa a la población vasca. El 63% de la población está muy o bastante preocupada por el impacto que este problema pueda tener en la CAPV.

Una de las tendencias más relevantes apuntadas por el estudio es que la ciudadanía comienza a asumir en mayor medida su corresponsabilidad en los problemas ambientales, y expresa una alta disposición teórica al desarrollo de ciertas acciones para proteger el medio ambiente como la clasificación selectiva de los residuos (74%) y al uso del transporte público (64%).

Por otra parte, los medios de transporte continúan siendo percibidos por parte del 18% de los ciudadanos como uno de los principales agentes a la hora de provocar afecciones ambientales en nuestro entorno.

Por último, cabe señalar que una parte muy importante de la ciudadanía considera que no se está haciendo lo suficiente en materia de políticas ambientales en la CAPV. En este sentido, y a pesar de la actual coyuntura económica, cerca de ocho de cada diez ciudadanos consideran que la clase política debería dar al medio ambiente la misma importancia que a las políticas económicas o sociales.

Fuente: Prevencionintegral.com
Imagen: Ecopapel